CONFORT, SALUD Y AHORRO ENERGÉTICO.

Di sí a una mejora en tu calidad de vida.

Cuando hablamos de Passivhaus o casa pasiva, nos referimos al estándar de edificación mundialmente más exigente en materia de eficiencia energética. Este concepto proveniente del alemán, nació en los años 80 en Estados Unidos y se perfeccionó posteriormente alrededor de los 90 en Alemania, gracias a la creación del instituto y la certificación Passivhaus.

Así, las casas pasivas se caracterizan por tener un consumo energético mínimo, principalmente gracias a los siguientes principios:

  1. El excelente aislamiento térmico.
  2. La carpintería de altas prestaciones.
  3. La estanquidad para evitar infiltraciones de aire
  4. La máxima calidad del aire interior.
  5. El aprovechamiento del sol para asegurar una mejor climatización.
Las claves de la certificación Passivhaus
Las claves Passivhaus – Xtradon Projects

Todo, con el fin último de reducir el consumo energético alrededor de un 80% en climas severos, como puede ser el caso de Alemania, y del 60% en ambientes mediterráneos, si lo comparamos con el consumo de las construcciones convencionales.

Por otro lado, las viviendas o edificios de consumo de energía casi nulo (NZEB) aprobado por la Directiva Europea 2010/31/UE convierte al estándar Passivhaus en un modelo de edificación respetuoso con el medio ambiente, además de saludable, confortable y sostenible.

Y es que, vivir en una casa pasiva implica minimizar la factura de la luz y maximizar el confort en la vivienda, la cual se regula térmicamente durante todo el año para asegurar la calidez en invierno y la frescura en verano, además de la pureza del aire interior constantemente renovado.

No lo dudes, invierte en tu salud y en la de todos los que de verdad te importan. Apuesta por la eficiencia energética.